¿Qué sucede cuando una persona que acude a un programa ambulatorio por adicción a la cocaína no dispone de un familiar o amigo para hacer el seguimiento de su tratamiento?

Desde Proyecto Hombre nos adaptamos a la situación personal, social y familiar de cualquier usuario. Si una persona que acude a una terapia no dispone de apoyo familiar en su entorno, se intenta hacer ese mismo seguimiento mediante la misma terapia individual.


Share/Bookmark

Todo proceso de rehabilitación por drogas requiere de un seguimiento preciso por parte de la familia o de una persona cercaca al usuario que viva libre de drogas. Esto es algo esencial para el correcto funcionamiento dentro del programa terapéutico y la desintoxicación del usuario. En aquellos casos especiales en los que no se puede disponer del seguimiento familiar o de los amigos, o cuando el usuario tiene -por diversas circunstancias- muy agravado su problema de drogodependencia, se considera su inminente ingreso en nuestra Comunidad Terapéutica Directa para un tratamiento más exhaustivo.


Share/Bookmark

A pesar de que muchos consumidores de drogas creen estar comprando a personas de confianza, muchas sustancias son muy fáciles de adulterar. Este es el caso de las drogas de síntesis (éxtasis, PCP, Ketamina, etc,), que se presentan en muchos casos en cápsulas o comprimidos. El speed, la cocaína y las pastillas suelen ser las drogas que más suelen adulterarse.


Share/Bookmark

Para evitar que una persona caiga en una adicción a esta clase de medicamentos, es necesario regir su consumo según las directrices del tratamiento indicado por el médico de cabecera o el especialista. La toma de antidepresivos, pastillas para dormir o ansiolíticos suelen estar dentro de un tratamiento específico que, por norma, termina disminuyendo la cantidad de pastillas al día. Es conveniente que comentes a tu médico la decisión de dejar por tí misma el tratamiento que estás siguiendo, puesto que atendiendo a varios factores resulta muy arriesgado.


Share/Bookmark

¿Qué peligros conlleva ser fumador pasivo?

Cuando una persona se encuentra respirando aire contaminado casi a diario (fumadores pasivos) corre, al igual que un fumador, una serie de riesgos que es necesario conocer. Recientes estudios en este terreno indican que inhalar el aire contaminado por el humo de un cigarrillo incrementa el riesgo de padecer las mismas enfermedades de corazón y de pulmón que un fumador. Los problemas de alergias o asma, así como las enfermedades cardiovasculares, pueden verse agravadas en sus procesos particulares. Las mujeres embarazadas y los niños son quienes más riesgos tienen; en el caso de la mujer embarazada existe un riesgo superior de producirse un aborto, y en los niños aumenta el riesgo de muerte súbita de los bebés y se incrementa el riesgo de infecciones respiratorias, asma, neumonía y otitis.


Share/Bookmark

La adicción al juego trae irremediablemente resultados desastrosos para el individuo y su entorno cercano. Cuando de esta adicción devienen problemas de deudas, los ludópatas recurren a fuentes económicas que les reporten dinero fácil e inmediato, como el robo o el tráfico de drogas. En el hogar de la persona afectada se suceden al igual los problemas; pueden aparecer los abusos en las familias y en las parejas a causa de la falta de dinero, ya que el jugador compulsivo actua en base a impulsos descontrolados.


Share/Bookmark

Diversos estudios han puesto de relieve que, en personas adultas, el consumo moderado de alcohol disminuye el riesgo de padecer enfermedades de corazón; sin embargo estos supuestos efectos beneficiosos de los que se hablan no aparecen en todas las personas ni en todos los casos.


Share/Bookmark

¿Se considera factor de riesgo de consumo de tabaco el hecho de que unos padres fumen en presencia de su hijo menor de edad? Vivo en Melilla, ¿Donde puedo acudir en busca de información sobre consumo de drogas?

En efecto, el consumo de drogas por parte de los padres o en el entorno de una familia donde la ausencia de habilidades educativas están presentes, puede ser considerado un elemento predictor del consumo de drogas en los hijos. Las situaciones de conflictividad familiar también son un factor importante que determinan el inicio de un consumo muy temprano durante la juventud.

Puedes acudir a buscar información sobre drogas a la Consejería de Bienestar Social y Sanidad.
Tel. 952 69 93 01
www.melilla.es


Share/Bookmark

En Proyecto Hombre siempre ofrecemos ayuda manteniéndonos al margen de cualquier cuestión religiosa o política. Esto ha sido así desde el comienzo de la asociación hace más de 25 años. Contestando a tu pregunta, lo primero que se deberían buscar son las partes positivas de tí mismo y de tu persona, porque salir de la adiccion del canabis es posible y real. La clave para recuperar esa energía está en mejorar tu autoestima. La solución está en tu persona, no en cuestiones ajenas o religiosas, como tú pareces pensar. El empezar a emprender un camino en este sentido no tiene porqué ser un proceso largo ni tan duro; pero lo que parece claro es que necesitas una ayuda externa para obtener esa energía que necesitas. Esto se hace muy poco a poco, cumpliendo una serie de fases. Desde Proyecto Hombre te podemos orientar y ayudar a conseguir salir de este tipo de adicción.


Share/Bookmark

Hay varios factores en el inicio del consumo de drogas, aunque en los jóvenes predomina el factor de la curiosidad y la experimentación de nuevas sensaciones. La diversión también es otro motivo de importancia, mientras que otros piensan que se consume porque se trata de un producto prohibido, en contra de lo que piensan mucho adultos. No es tanto los problemas personales o de marginación lo que lleva a consumir, sino más bien un estilo de vida en el cual predominan las ganas de experimentar cosas nuevas, el gusto por el riesgo, las modas y el hecho de dar demasiada importancia al pasarlo bien. Otros motivos son sus efectos tranquilizadores y la baja percepción del riesgo sobre las consecuencias de su consumo.


Share/Bookmark

Existen indicadores que bien se podrían considerar incluidos bajo un mismo denominador común, en la población joven que consume drogas. De hecho, estas señales se hacen más visibles en el caso de la población adolescente, donde resulta más importante su detección temprana, debido a los peligros derivados del consumo de sustancias adictivas, las cuales siempre traen problemas de salud. Algunos indicadores en el comportamiento, como pueden ser un cambio en el cuidado físico y en la higiene personal, pérdida de peso -o al contrario, apetito excesivo-, abandono de aficiones o intereses personales, cambios de humor, aislamiento del resto de compañeros cercanos, desaparición de la conciencia sobre responsabilidades personales y disminución del rendimiento escolar o abandono de los estudios, se encuentran entre algunos de los muchos factores.


Share/Bookmark

Hay drogas, como el alcohol o el tabaco, que siguen siendo legales, pero sin embargo a nosotros no nos importa el tema de la legalidad. Sólo nos importan las drogas como tal y los daños que producen cada una de ellas en los usuarios que visitan nuestros centros. Legalizar una sustancia no resuelve el problema que trae en sí la sustancia.


Share/Bookmark

La parte fundamental de la prevención es evitar que una persona entre en contacto con cualquier tipo de droga, o si, por diferentes motivos lo va a poder hacer, retrasar la edad de inicio de ese consumo.


Share/Bookmark

En realidad no existe una vinculación directa entre la caída del pelo y el consumo de droga. Es cierto que, por poner un ejemplo similar, el consumo de cocaína afecta, entre otras muchas cosas, a la salud dental con el paso del tiempo. La caída del pelo puede estar asociada a múltiples factores como pueden ser el estilo de vida del drogodependiente, los hábitos de higiene, alimentación y cuidado personal. También se puede encontrar relacionado con la aparición de una enfermedad como consecuencia de la adicción a una droga o al mencionado estilo de vida particular de cada individuo.


Share/Bookmark

Las drogas alteran nuestro proceso biológico y químico en el organismo. La drogadicción es una enfermedad que se produce por el consumo continuado de una sustancia tóxica; conlleva dependencia física y psicológica. Las sustancias adictivas provocan en el individuo cambios fisiológicos por una parte, y por otra una dependencia que afecta al cerebro y al sistema nervioso central. La droga hace que "necesitemos" seguir consumiendo porque se crea una adicción afectándonos de manera doble: mental y orgánicamente. No todas las drogas provocan dependencia física: por ejemplo las sustancias psicotrópicas, el alcohol o el tabaco provocan una dependencia mental muy difícil de tratar. Pero lo que hay que destacar en este sentido es que cada sustancia tiene componentes distintos entre sí, y un tipo de actuación mecánica diferente para desencadenar el fenómeno de la adicción.


Share/Bookmark

Así como la cocaína es una droga que se mantiene en el organismo durante 48 horas, el cannabis es una sustancia que permanece en el organismo durante un mes y puede ser detectada al realizar un análisis de orina durante ese periodo de tiempo. Al cabo del mes el organismo la ha eliminado totalmente si la persona ha logrado mantener una abstinencia. Es mucho menos arriesgado consumir cannabis para una persona mayor de edad, que es cuando nuestro organismo, cerebro y habilidades sociales están más desarrollados y preparados para resistir los efectos de cualquier consumo de drogas.


Share/Bookmark

Por norma general las drogas hacen que tu cuerpo experimente cambios en tu organismo que, sin duda, se vean reflejados en tu aspecto exterior. Como por ejemplo la cocaína, una droga que con el paso del tiempo produce daños en tu nariz, ocasionando también daños en el sistema nervioso y en el cerebro. El consumo de drogas provoca el envejecimiento de las arterias y de tus pulmones, lo que a la larga se traduce en un deterioro de tu apariencia. Dependiendo de la sustancia, de la frecuencia y forma de consumo influye de uno u otro modo en tu físico. Los efectos inmediatos del consumo de speed son boca seca y sed, sudoración, dolores de cabeza, aumento de la tensión arterial y de la temperatura. El speed, como anfetamina que es, provoca que el individuo se mantenga varios días sin dormir o durmiendo pocas horas al día, algo que hace que tenga ansiedad y mucho cansancio acumulado, lo que lleva a un estado denominado psicosis anfetamínica.


Share/Bookmark

Dentro de pocas semanas vamos a abrir en nuestros centros cursos para dejar el tabaco. De momento estamos trabajando en los contenidos de este curso y de otros muchos; cuando estén disponibles, informaremos a través de nuestra página web. Si deseas información puedes escribir a coordinacion@proyectohombreleon.org


Share/Bookmark

Porque al consumir ciertas drogas se produce una distorsión visual significativa, tanto de la persona como del entorno donde se encuentra. Por ejemplo, el PCP está considerado como una droga disociativa por su capacidad de alterar el funcionamiento cerebral produciendo en el individuo sentimiento de aislamiento, de estar 'fuera de control', con distorsiones visuales y/o auditivas.


Share/Bookmark

Esta sustancia química conlleva una serie de riesgos en personas con problemas cardiovasculares o con tendencia a tener la tensión alta. Aparte de ser un líquido muy inflamable, el popper es muy perjudicial si se mezcla con alcohol; la persona que lo consume desarrolla una rápida tolerancia a a esta sustancia, cuyo efecto es menor cuantas más veces se inhale. Como sustancia tóxica que es, produce dolor de cabeza, debilidad, taquicardia, congestión nasal, incremento de la libido y sensación de bienestar. Por lo general, no genera dependencia física, aunque sí psicológica; la inhalación de los nitritos relaja los músculos por lo que normalmente se emplea en las relaciones sexuales como vasodilatador. Su consumo prolongado en el tiempo puede producir quemaduras en la mucosa nasal y puede provocar microroturas en los capilares del cerebro que causan un deterioro de sus funciones.


Share/Bookmark

La depresión es una de las consecuencias más comentadas por el consumo de cocaína, que es un estimulante del sistema nervioso central y que actúa sobre el cerebro provocando también efectos fisiológicos de manera inmediata. Pero en cuanto a las consecuencias psicológicas en la persona habría que destacar la depresión que conlleva a una pérdida de concentración, motivaciones personales, conductas paranoicas, falta de memoria, aislamiento y comportamientos suicidas.
Los efectos de la cocaína suelen durar aproximadamente 20 minutos y una vez que estos cesan, las sensaciones de placer y serenidad que se manifestaban se convierten en efectos desagradables para el individuo; se experimenta agitación, irritabilidad, alucinaciones visuales y auditivas en ciertos casos, ansiedad y comportamiento inestable.


Share/Bookmark

Es conocido por los especialistas en drogodependencias que el abuso de ciertas drogas puede provocar una falta de apetito en las personas que las consumen. Algunas drogas llevan a serios trastornos en la alimentación, y se considera a estas en ocasiones como un factor para la aparición de la anorexia nerviosa. Aunque esto no quiere decir que las drogas sean el factor principal de la aparición de esta enfermedad.
Existen varias sustancias que se han descrito como provocadoras de efectos secundarios entre los cuales se encuentra la falta de apetito que puede conducir a la pérdida de peso, la desnutrición o a la anorexia, como por ejemplo la cocaína, el cannabis o las anfetaminas; también puede aparecer la falta de apetito con el abuso de medicamentos como en el caso de los antidepresivos.


Share/Bookmark

El crack es un derivado de la cocaína que se fuma en pipa. Puesto que se trata de una droga fumada, sus efectos son inmediatos (euforia, pánico e insomnio por lo general) y se produce una necesidad inmediata de repetir el consumo en breve tiempo. Este derivado de la cocaína es altamente adictivo desde el punto de vista psicológico, y sus efectos suelen ser más intensos que los de la cocaína misma; aunque estos efectos sean de menor duración, por lo que su dosis suele ser por este motivo más continuada. El tratamiento dentro de un programa de rehabilitación por el consumo de esta sustancia puede realizarse de diferentes maneras y atendiendo a variables dependiendo del proceso y del centro donde se realice.
Su tratamiento dependerá en el tiempo de cada usuario y deberá siempre comenzar con un diagnóstico del usuario, recogiendo información sobre su estado de salud, para de esta forma pasar a estudiar y elaborar sus factores biológicos, psicológicos o sociales del individuo. Esto implica continuos exámenes médicos y psicológicos. Para limpiar el organismo de esta droga es importante controlar desde un primer momento sus síntomas más frecuentes (control del síndrome de abstinencia). Existen tratamientos avanzados para rehabilitar a una persona del consumo del crack que van más allá; consisten en la recuperación de los daños cerebrales causados por el consumo de la droga. No sólo se "limpia" el organismo de la sustancia, sino que se intentan reparar los daños cerebrales que la adicción ha causado en el tejido cerebral del usuario.


Share/Bookmark

Las setas alucinógenas -comercializadas también con el nombre de "smell-bag" y pertenecientes a la familia de los hongos-, tienen en la mayoría de su tipología una composición tóxica muy perjudicial en el organismo que afecta, por lo general, a nuestros sentidos de la percepción (vista, oído, gusto, olfato y tacto). Uno de los típicos riesgos de la persona que entra en contacto con este tipo de droga es su desconocimiento, ya que no es la primera vez que se han confundido con setas venenosas, cuyo efecto puede ser mortal. Algunos de sus efectos son: mareos, alucinaciones, vómitos o incluso convulsiones.
El Instituto Nacional de Toxicología siempre ha alertado sobre su consumo, sobre todo en la población joven. Algunos estudios toxicológicos han apuntado a que su consumo no crea adicción física ni estado de dependencia mental, pero -además de los típicos efectos- existe un cierto riesgo de intoxicación aguda si se excede la dosis de 15 gramos.


Share/Bookmark

Consumo cannabis desde hace siete años, lo utilizo para dormir y me relaja más que ningún otro medicamento porque sufro hipertiroidismo. No suelo beber ni fumar tabaco y hago mucho deporte. He dejado de fumar porros pero en periodos muy cortos -de un mes como mucho-, y los preparo con poca cantidad de la sustancia. ¿Me puedo considerar un adicto?


Existen varios indicios que apuntan a una adicción, sobre todo porque consumes cannabis casi a diario y no puedes dejarlo más de un mes. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el cannabis está considerado como una droga como las demás y su uso es peligroso desde el punto de vista físico, mental y social. Si sufres hipertiroidismo, debes limitarte sólo y exclusivamente a tomar la medicación o seguir el tratamiento que te ha indicado tu médico.
En nuestros centros de Proyecto Hombre León nos ocupamos de las personas consumidoras de cannabis a través de un programa ambulatorio mediante el cual se valora la situación del consumidor de manera confidencial.


Share/Bookmark

Es frecuente que el tema de la violencia doméstica se encuentre ligado al consumo de drogas, en particular en la figura de la mujer drogodependiente. Esto se produce en todos los estratos sociales, pero la falta de recursos económicos parece ser otra de las causas asociadas a esta problemática. Según un estudio elaborado en 2008, el 40% de las mujeres que se encuentran en tratamientos de desintoxicación se resigna a recibir agresiones por sus parejas, el 34% de ellas ha decidido no abandonar o denunciar a su agresor y el 28% se ha sentido forzada a mantener relaciones sexuales. De esto se saca en conclusión que más de la mitad de las mujeres que acuden a programas de desintoxicación por droga sufren violencia de género. La adicción a drogas, como es el caso del alcohol, hace más dependientes y vulnerables a estas mujeres y las impulsa a entrar en una espiral en la que acaban muchas veces culpabilizándose de la violencia que sufren. En Proyecto Hombre León nos ocupamos de este asunto dentro del programa Comunidad de Mujeres, incorporado dentro de la Comunidad Terapéutica Directa; aquí se realiza un trabajo específico con mujeres donde se persigue promover la autoestima personal que le ayudará a abrir un camino hacia su reinserción socio-laboral y su autonomía personal. Dentro de las comunidades terapéuticas la mujer necesita un apoyo extra dentro de su rehabilitación, no sólo porque su porcentaje suele ser inferior al de los hombres, sino porque casi siempre se incorporan al proceso de desintoxicación cuando ya han sido maltratadas o en otros casos han delinquido.


Share/Bookmark

Para contestar a esta pregunta, sería interesante enfocarla con el ejemplo del consumo heroína/cocaína. Los hábitos en el consumo de drogas son fruto de las transformaciones experimentadas por la sociedad. Por ejemplo, en la década de los 80 se asociaba la heroína con la población marginal, cuyo consumo creaba una dependencia muy rápida. Sin embargo, el alcohol, la cocaína y el éxtasis tienen un consumo más compulsivo relacionándose con la diversión. Hoy en día, vivimos en una sociedad donde el acceso a estas drogas es igual de fácil que lo era la heroína entonces. Según subrayan muchos especialistas, la cocaína puede ser consumida incluso por jóvenes de clase media, aunque no dispongan de mucho dinero, puesto que no está considerada como una droga cara. Las estadísticas hablan de la cocaína como una droga que se consume, sobre todo, durante los fines de semana y de manera esporádica. Esta no admite a priori una dependencia tal como lo hacía la heroína. Aproximadamente desde el año 1994 se ha visto reducido, de forma considerable, la edad del primer consumo; ha aumentado el consumo tanto de cocaína como de drogas sintéticas y han disminuido el consumo de drogas depresoras como la heroína.


Share/Bookmark

Mitos y realidades sobre el Cannabis.

-El cultivo de marihuana no está penado legalmente. (En la actualidad se encuentra penalizado su tráfico, cultivo y elaboración con multa y penas de uno a tres años. Aunque su consumo y cultivo para el autoconsumo no está penado, el juez en cada caso particular se encarga de tomar una decisión en base a las circunstancias).

-Cuando una persona comienza fumando porros, acaba con el paso del tiempo consumiendo heroína. (Muchas personas han fumado porros y no han consumido ninguna otra sustancia. Aunque cuanto más precoz sea el consumo de alcohol y tabaco en una persona, más probabilidades tendrá de consumir otras sustancias en el futuro).

-No perjudica a una persona cuando conduce. (Sí que afecta a la conducción: alarga el tiempo de reacción en la persona, lentitud en la toma de decisiones, distorsión para percibir los riesgos, dificulta la coordinación psicomotriz, etc; aparte de las consecuencias en el organismo del individuo, la conducción bajo los efectos del cannabis está sancionada con penas de arresto y con la retirada del permiso de conducir hasta cuatro años).

-Tiene un efecto terapéutico. (La utilidad médica sólo se relaciona con medicamentos obtenidos en un laboratorio, y nunca con el hachís y la marihuana).

-Es una sustancia que resulta más segura ingerirla que fumarla. (Sin embargo es más difícil de controlar en el individuo, además de retrasarse sus efectos/consecuencias, que son mucho más intensos y duraderos).

-La psicosis derivada de su consumo aparece si se consume una cantidad muy elevada de THC. (Pero cuanto más dosis, mayor probabilidad de que ocurra este efecto; además muchos individuos tienen cierta predisposición o sensibilidad a este principio).

-El cannabis es un producto de origen natural que no perjudica a la salud. (El tabaco también es una droga natural y sin embargo su consumo es una de las causas principales de muerte en el mundo).


Share/Bookmark

Está claro que causas como tales hay muchas -y sobre todo atendiendo a cada caso en particular-, pero la mayoría se engloban en otras que se mencionan con regularidad entre los profesionales de este terreno.
Una de ellas es, que las drogas constituyen un método de relación social con los demás; quizá en determinados círculos también se consumen para no ser considerado diferente y porque “lo hace el otro”. Para ejemplificar esta teoría habría que señalar el tema del alcohol, cuyo consumo está considerado en España como una tradición en ciertas fechas del año y en celebraciones sociales.
La educación es otra teoría, puesto que sin duda influye en el hábito y la idea que se forma en el pensamiento u opinión de la persona sobre las drogas. En este punto el entorno familiar adquiere una importancia capital porque es el que establece en el individuo los patrones de afición o no a la droga o a la bebida.
La herencia también parece ser un factor en la búsqueda de una respuesta a esta pregunta, puesto que son muchos los especialistas médicos y terapeutas que opinan que existe una predisposición genética a caer en la bebida, aunque no es una justificación para todos los casos.


Share/Bookmark

Mezclar el alcohol con la cocaína agrava los efectos de cada una de estas sustancias en el organismo. Esta combinación provoca la aparición en el hígado del llamado etileno de cocaína, sustancia que intensifica los efectos eufóricos de la cocaína, aumentando el riesgo de muerte repentina.
Los efectos nocivos de la cocaína son físicos: desde alteraciones en el ritmo cardiaco, ataques al corazón o al cerebro, fallo respiratorio, convulsiones, dolor de cabeza, dolores abdominales o nauseas; y también hay efectos psicológicos: irritabilidad, desasosiego, desórdenes mentales como paranoias o ansiedad, entre otros muchos.
El consumo de alcohol con cocaína dispara el riesgo de desarrollar alcoholismo en la persona en pocos años; este consumo es muy frecuente en la población española actual. Resulta, con diferencia, una mezcla más tóxica y perjudicial que el alcohol y la cocaína por separado. Por lo general, quienes consumen estas sustancias desconocen por completo las consecuencias y tienen una muy baja percepción del riesgo que conlleva este consumo.


Share/Bookmark

La tarea de Proyecto Hombre León en el entorno penitenciario se realiza en colaboración con Instituciones Penitenciarias y el Ministerio de Justicia. En este programa el terapeuta se encarga de explicar a los internos en prisión las posibilidades que tienen para entrar en un programa de rehabilitación. Se ofrece una orientación sobre su actual situación, información sanitaria, etc. El terapeuta recoge y organiza toda la documentación y datos necesarios de todas aquellas personas que estén en condiciones de iniciar un tratamiento de rehabilitación dentro de nuestra Comunidad Terapéutica o del centro más cercano a su zona de origen. Desde Proyecto Hombre se realizan todas las gestiones y trámites oportunos, se mantienen entrevistas con la familia del preso y se estudia las posibilidades con las que cuenta el preso atendiendo a su proceso penal.
Nuestro programa en prisión se acoge al artículo 182 del Código Penal, el cual ofrece la oportunidad a ciertos reclusos de salir de prisión para participar en procesos de rehabilitación y reinserción propuestos por diversas ONG como la nuestra. Normalmente se dedica un día a la semana en la prisión de Villahierro de Mansilla de las Mulas (León) para atender a presos drogodependientes en riesgo de exclusión social, hablar con ellos de forma individual -se toman los datos y se explica cómo sería un proceso de desintoxicación fuera de la prisión- y también se realiza una sesión de terapia de grupo/autoayuda.
Los requisitos para que un preso pueda entrar dentro de un programa de rehabilitación fuera de prisión dependen de la situación de su proceso penal, de su particular estado de salud y de si se encuentra abstinente en el momento de entrar en la Comunidad Terapéutica.


Share/Bookmark

Porque, en algunos casos, se considera un tratamiento efectivo y necesario. El objetivo principal es que la metadona se convierta, en primer lugar, en un sustituto de la sustancia que ha consumido, por ejemplo la heroína. Luego se intenta disminuir la dosis de metadona en cada usuario, porque no sólo se pretende que se abandone el consumo de la sustancia, sino también pasado el tiempo, también este mismo tratamiento con metadona. Todos estos casos están supervisados por un médico, de esta manera con la aplicación de este tratamiento, el síndrome de abstinencia resulta mínimo. A diferencia de otras entidades, Proyecto Hombre pretende, con el tiempo, que el usuario abandone la metadona totalmente.
Los efectos de un consumo de metadona no controlado suelen ser: dolores y calambres abdominales, muerte por fallo respiratorio, somnolencia, dolores en músculos y articulaciones, deterioro de la dentadura, mareos, fallos circulatorios y trastornos menstruales en la mujer.


Share/Bookmark

A pesar de que no tenemos un programa terapéutico específico para la adicción a medicamentos, se te podría incorporar a uno de los existentes dependiendo de tu perfil como usuario. Tendrías que pasarte por uno de nuestros centros (en León o Ponferrada) y mantener una charla con alguno de nuestros profesionales, quienes sin duda, te propondrán una solución para tu problema. El objetivo de la terapia es llegar al origen de tu problema, saber qué ha sido lo que te ha llevado a esta situación, conseguir un cambio de actitud en tu persona y en tu actual estilo de vida.


Share/Bookmark

Respondiendo a la primera consulta, habría que decir que el síndrome de abstinencia del tabaco se manifiesta en intranquilidad, cansancio, dolor de cabeza, insomnio, aumento del apetito, inapetencia por las labores habituales o dificultad de concentración entre otros. La adicción y estos síntomas del síndrome de abstinencia son dos factores que dificultan dejar de fumar, ya que sólo 5 de 100 fumadores dejan de hacerlo sin ninguna ayuda.
Pasados cinco años, una persona que ha dejado de fumar iguala el riesgo de padecer cáncer de pulmón al de los no fumadores.


Share/Bookmark

No provoca daños en el feto si tienes la certeza de haberlo consumido antes de quedarte embarazada. Si se consume éxtasis durante el embarazo, en concreto durante el primer trimestre, conlleva entonces cambios cerebrales en el feto, que más adelante pueden traducirse en trastornos en el comportamiento del recién nacido. Algunas consecuencias del consumo de esta droga son convulsiones, deshidratación, vómitos y alucinaciones. El éxtasis afecta la producción interna del neurotransmisor serotonina, uno de los mecanismos a través de los cuales se regula la temperatura corporal, por lo cual, cuando los efectos del éxtasis son combinados con una actividad física, el usuario puede experimentar un descontrol de la temperatura corporal y sufrir lo que se conoce con el nombre de "golpe de calor" y padecer deshidratación.

Puedes encontrar más información en:

http://es.wikipedia.org/wiki/Extasis


Share/Bookmark

Efectos del Cannabis.

Cada cierto tiempo aparecen resultados sobre los efectos del consumo de esta droga. El último estudio sobre esta sustancia se refiere sobre su influencia en la memoria. Ha sido publicado por la prestigiosa revista Nature Neuroscience y explicaría por qué algunos de los compuestos del cannabis producen problemas de amnesia. Ya se conocía que el PHC, principio activo de la marihuana, provocaba ciertas pérdidas en la memoria, pero el proceso era una incógnita. Un grupo de investigadores de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona han dado con la clave; algunos informes apuntaban a que esos fallos de memoria se debían a que la marihuana incrementaba el flujo sanguíneo en el cerebro, pero este reciente estudio realizado con ratones modificados genéticamente apunta a otra causa. Cuando aprendemos algo por primera vez nuestro cerebro, por así decirlo, se toma veinticuatro horas hasta fijar completamente ese recuerdo. Lo que hace esta sustancia es impedir que ese proceso se complete, con lo que es mucho más fácil que luego olvidemos lo aprendido. Estas investigaciones son un avance para que se pueda administrar el cannabis con patologías como el cáncer o el glaucoma sin tener esos efectos secundarios. Respondemos así, de manera más completa, a varias consultas sobre los efectos del consumo de cannabis.


Share/Bookmark

Sí, es cierto. Uno de los signos frecuentes del consumo continuado de cocaína es la destrucción de mucosas y cartílago en la nariz. Para una perforación del tabique nasal, el consumo debe ser muy frecuente durante unos dos años. Aunque, por supuesto, depende del organismo de cada individuo. Antes de llevar a cabo una cirugía reparadora en la nariz, el cirujano plástico debe tener asegurado -a través de un estudio psicológico previo-, que su paciente ha abandonado el consumo de cocaína; de lo contrario se destruye lo que se ha conseguido reconstruir.

La cocaína disminuye el flujo sanguíneo en las zonas de la nariz que mantienen contacto con esta sustancia e impide que llegue tanta sangre como es necesaria. Cuando el consumo ha sido excesivo, y ha sido habitual en la misma zona, esta falta de riego permanente hace que se resientan los tejidos o que mueran todos los que entran en contacto con esta sustancia. A partir de ese momento el tabique nasal se deteriora produciéndose una perforación. La tasa de consumo de cocaína en España ha superado, por primera vez en la historia, a la de Estados Unidos, y cuadruplica la media europea.


Share/Bookmark

Si la relación de la que nos hablas es una relación de hace tiempo y en la que lo importante es vuestra amistad, tienes que hablar con esta persona y preguntar qué sucede para que llegué a una situación de consumo de droga. Si en cambio es una relación reciente, tendrás que ser consciente de cuales son tus intereses personales y saber si te conviene esa persona. Hemos recibido varias preguntas de gente joven que tienen mucho que ver con el tema de cómo relacionarse con amigos que consumen drogas o alcohol en exceso. Sobre cómo tratar con iguales cuando uno mismo lleva una vida libre de drogas. Muchos jóvenes que abusan del alcohol creen que ellos nunca llegarán a crearse un problema serio de alcoholismo porque en primer lugar no se identifican con los que ven “tirados” en la calle. Y pasa igual con quienes consumen drogas como la cocaína o el cannabis. Hay una creencia generalizada del problema como algo que “se controla”, algo que se convierte en un riesgo adicional. No todo el que consume drogas llega a ser drogadicto, sin embargo estos últimos empezaron primero probando también para saber cómo se sentían y ver que pasaba; luego vino el consumo ocasional y más tarde llegó el hábito. Pero es importante resaltar que, la droga puede alterar nuestra vida diaria; las cosas que nos importan pierden interés para uno mismo y empiezan a parecer aburridas, complicadas y ajenas. También la vida laboral y familiar tienden a complicarse.


Share/Bookmark

En primer lugar tendrías que preguntar a tu amigo que clase de pastillas consume y volver a escribirnos: si son anfetaminas, alucinógenos, éxtasis, drogas de síntesis, etc. Este tipo de drogas pueden producir muchos efectos en el organismo, pero todo depende del tipo de pastilla. Por poner un ejemplo, las drogas de síntesis producen cambios en el estado de ánimo de la persona, depresión, ansiedad o alucinaciones. Y desde el punto de vista físico, producen taquicardias y daños cerebrales. Nuestro cuerpo elimina muy lentamente estas sustancias -que normalmente se consumen en pubs o discotecas-, y se acumulan tanto en el hígado como en otros tejidos hasta que desaparecen a lo largo de varios días cuando ya han producido el daño.


Share/Bookmark

Depende del consumo. Hay personas que abusan del alcohol en la adolescencia y otras que lo consumen de forma esporádica. Los adolescentes que abusan del alcohol padecen con el tiempo, en general, enfermedades derivadas de afecciones en el hígado. El consumo prolongado o progresivo de alcohol produce cirrosis y daños hepáticos, desnutrición -puesto que el organismo no asimila las proteínas y vitaminas necesarias-, problemas en el sistema digestivo, en el sistema nervioso y el cerebro, y también en el sistema respiratorio (susceptibilidad de padecer neumonía y tuberculosis). No todos los adolescentes consumen alcohol en la adolescencia, muchos viven una vida alejada no sólo del alcohol, sino de toda clase de sustancias adictivas.


Share/Bookmark

El bajo rendimiento en el horario de trabajo es una de las consecuencias más directas que trae una ludopatía. Que una persona tenga una adicción patológica al juego trae una cierta desorganización en su rutina cotidiana, y un ausentismo laboral que acaba por perjudicar sus tareas al no poder cumplir con sus obligaciones de manera óptima.


Hemos de recordar que nuestro teléfono para las personas que necesiten acudir a nuestro programa terapéutico 'Azahar' de ludopatías: si vives en León, llama al 987 87 64 06 y si vives en Ponferrada, llama al 987 45 51 20.


Share/Bookmark

Campañas contra la Droga

Puedes ver aquí la nueva campaña de la FAD contra la droga. Se llama ‘Bad Night’ y es un spot para televisión e internet dirigido por el cineasta español Álex de la Iglesia, especializado en el género de terror. El vídeo, de medio minuto, va dirigido a un target de entre 15 y 24 años, y pretende explicar cómo los expectativas placenteras de las drogas pueden frustrarse y convertirse en lo contrario, a través de los códigos cinematográficos del cine de terror "a los que el público juvenil está acostumbrado", según relató el cineasta, quien añadió que "la atmósfera recreada propia de un bar nocturno, contribuye a esta identificación".





Y aquí esta el spot promovido por el Ministerio de Sanidad y Política Social en su campaña para la ‘Prevención del consumo y adicción a cannabis y cocaína’.





Share/Bookmark

Porque quizá su consumo este ligado en su totalidad a la cultura española, en un país donde, por ejemplificar el asunto, se hacen concursos de catas de vino conocidos internacionalmente; donde el consumo de bebidas alcohólicas tiene una gran connotación social; y donde muchos médicos afirman abiertamente que beber un vasito de vino en las comidas no sólo no es perjudicial, sino incluso beneficioso para el riego sanguíneo. Estos aspectos hacen que su consumo esté tan arraigado en España. Sin embargo, la realidad está en que consumir alcohol depende de factores más racionales: la clave está en el uso y el abuso.


Share/Bookmark

Porque es una cuestión más de formación y de educación en la persona, que de información. Hay que entender que el consumo de drogas está asociado con la cultura actual del consumismo y con el descontrol de los impulsos en el individuo. Por poner un breve ejemplo, en las campañas actuales se habla mucho de prevención en términos positivos, algo que resulta muy eficaz y comprensible para el receptor al que llegan esos mensajes; porque se trata de concienciar a este receptor mediante un discurso claro, objetivo y del que se extraigan valores -positivos y no negativos- que promuevan el esfuerzo y autoestima personal o el concepto que se tiene de uno mismo. Hay que distinguir entre factores de riesgo (situaciones negativas que precipitan a que una persona consuma drogas), y factores de protección (el entorno en el que se desenvuelve el individuo o el apoyo cultural social y educativo que puede tener de su familia). La información se vierte cada día desde los medios de comunicación, pero el individuo puede optar y elegir de manera consciente o no, ya que siempre estará condicionado por el grupo social al que pertenezca y su entorno inmediato.


Share/Bookmark

El deterioro físico de la heroína deviene de manera muy rápida. Existen muchas consecuencias físicas en la persona; en algunos casos influye, por supuesto, el comportamiento del individuo y la manera de consumir la sustancia. Algunos de los efectos del consumo pueden ir desde la transmisión de infecciones bacterianas de los vasos sanguíneos, infecciones en tejidos blandos o venas obstruidas, hasta infecciones de válvulas cardiacas, problemas vasculares o articulares y daños pulmonares que pueden causar neumonía o tuberculosis.

Al hablar de las consecuencias que puede tener una droga como la heroína en el organismo, hay que insistir en que esta droga puede contener aditivos que no se disuelven al completo y que pueden obstruir los vasos sanguíneos que conducen a los pulmones, hígado, riñones o cerebro. Esto puede causar infección o muerte de pequeñas áreas de células en órganos vitales. Las reacciones inmunes a estos aditivos pueden causar también artritis u otros problemas reumáticos. También cuando una persona comparte jeringuillas durante el consumo de esta sustancia, puede conducir a la infección de hepatitis B, C o el VIH. Estos a su vez pueden ser transmitidos a la pareja del consumidor y a los hijos.




Share/Bookmark

F.A.Q. Preguntas Frecuentes

¿Todas las sustancias afectan por igual a nuestro sistema nervioso?

Las drogas afectan de forma diferente al Sistema Nervioso Central, ya que hay drogas que estimulan la actividad de este sistema y otras, sin embargo, lo deprimen o entorpecen su funcionamiento habitual provocando alteraciones en la percepción de la realidad. Algunas sustancias comparten las propiedades de estimulación/perturbación, como el éxtasis o depresión/perturbación como el cannabis.

¿Cómo me influye una droga psicológicamente?

Las drogas pueden causar cambios en el estado de ánimo, entorpecimiento de las funciones relacionadas con el aprendizaje, la memoria, la concentración, aparición de ideas paranoides, alucinaciones, delirios, crisis de ansiedad, estados de ánimo cambiantes, reacciones de pánico, agresividad o trastornos psicóticos. Depende de la sustancia consumida y el uso que se realice de ellas y las características de cada persona que consume, incluyendo por supuesto su predisposición biológica. La droga tiene la particularidad de producir efectos placenteros muy variables, lo cual puede llevar a repetir los consumos en busca de las mismas sensaciones; euforia, reducción de la fatiga, lucidez mental; o por el contrario: relajación, disminución del dolor, sensación de bienestar; o bien: alteraciones en la percepción de la realidad, sensación de mayor agudeza sensorial, etc.

Un individuo que consume droga, ¿es considerado un drogodependiente?

El hecho de tener un contacto con las drogas no significa que se sea drogodependiente, ni que necesariamente se vaya a serlo. Desde los primeros contactos, hasta que la dependencia queda instaurada, se pasa por un proceso que se prolongará en el tiempo de forma variable y que supondrá ir dando una serie de pasos hasta que se llegue a la adicción. Según los resultados que el individuo vaya obteniendo irá dando los pasos siguientes hacia consumos cada vez más problemáticos. Uno de los mayores riesgos de este proceso, que siempre es reversible, es la idea subjetiva de control. La dependencia es uno de los riesgos más que conlleva el consumo, pero no el único. Hay sustancias y situaciones que son muy peligrosas incluso aunque su consumo no haya generado una adicción todavía o no lo haga nunca: consumo de sustancias adulteradas o muy puras, personas con susceptibilidad a desencadenar problemas psicológicos, embarazadas, consumos en grandes dosis, mezcla de sustancias, conducir bajo los efectos de las drogas…

¿Qué factores hacen peligrosa a una sustancia?

Existen los consumos experimentales de una o varias sustancias (suelen corresponder a situaciones de consumo inicial); consumos ocasionales donde se realiza un uso intermitente de la droga, conociendo sus efectos, aunque sin depender aún; consumos habituales donde se utiliza la droga frecuentemente, pudiendo implicar riesgos para la salud; y consumos compulsivos donde el sujeto necesita la sustancia y toda su vida gira en torno a ella a pesar de haber experimentado ya consecuencias negativas. La adicción es un proceso complejo y variable que depende de muchos factores por lo que no existe un tiempo concreto a partir del cual una persona pueda considerarse adicta. Sin embargo, suele ser frecuente que, a mayor cantidad de consumo, mayor frecuencia, menor edad en el afectado, menor distanciamiento entre dosis, consumos prolongados y dependiendo de la vulnerabilidad del individuo, el tiempo se vaya reduciendo.

¿Cuales son las diferentes formas de consumo?

Las principales vías de administración son: Oral (se ingiere y pasa al sistema digestivo desde donde pasa a la sangre y de ahí al cerebro); Fumada/inhalada (se inhala el humo o los vapores después de ser quemada o calentada); Esnifada en polvo (la droga se introduce por las fosas nasales, se absorbe por las membranas mucosas y llega al torrente sanguíneo); Inyectada (la droga llega directamente al cerebro a través de la corriente sanguínea. Los efectos son inmediatos).

¿Qué puntos de unión existen entre el consumo de drogas y el VIH/SIDA?

En relación con el consumo de drogas, el VIH/SIDA puede transmitirse al compartir los materiales utilizados para el consumo, tales como, jeringuillas, filtros, cilindros para el consumo por vía intranasal y cualquier otro material que ponga en contacto el virus con el torrente sanguíneo de la persona sana. Otro factor de riesgo es mantener relaciones sexuales bajo los efectos de una droga. Este hecho puede favorecer prácticas de riesgo y aumentar la probabilidad de adquisición del virus.

¿Qué tipo de droga es la que más se consume en España?

La droga más consumida por los españoles es el alcohol. En 1999 el colectivo que con mayor frecuencia se embriagaba eran los jóvenes entre 20 y 24 años y alrededor de un millón de españoles bebía en exceso los días laborables. Entre los escolares se encuentra generalizado el consumo de alcohol, especialmente los fines de semana, destacando así mismo, el aumento entre 1995 a 1999 del uso de alcohol entre el colectivo de las mujeres más jóvenes (de 15 a 19 años). Por otra parte, las sustancias más consumidas por los menores son las drogas legales: alcohol y tabaco, junto con el cannabis. A medida que avanzamos en edad y poder adquisitivo el consumo de drogas ilegales como el éxtasis o la cocaína aumenta entre los jóvenes.

¿A qué edad una persona puede tener más contacto con las drogas?

El intervalo de edad donde mayor consumo de sustancias se produce es el de 20-24 años. En estas edades se realiza un consumo frecuente y abundante de drogas legales e ilegales . En edades anteriores comienzan a iniciarse los consumos y en edades posteriores tienden a reducirse significativamente los mismos, quedando un porcentaje residual de consumidores y/o drogodependientes. El consumo de drogas se encuentra extendido a todos los intervalos de edad. La edad es uno de los posibles factores de riesgo en relación con el consumo de drogas, pero no es el único ni el más importante. Es preciso tener presente, sin embargo, que la mayoría de los drogodependientes comenzaron a consumir a edades tempranas, mantenido sus consumos hasta desencadenar una adicción.

¿Cuáles son los programas terapéuticos en cuanto a drogas de Proyecto Hombre León?

Según los objetivos marcados por los programas, existen: Programas Libres de Drogas: Su objetivo es la abstinencia y el cambio en el estilo de vida del drogodependiente. Tienen tres fases; desintoxicación (se trata la dependencia física), rehabilitación (se reestructura la vida del individuo recuperando las relaciones familiares, sociales...) y la reinserción (se facilita su adaptación al medio social). Programas de Reducción de Daños: su objetivo es la mejora de la calidad de vida del consumidor sin pretender su abstinencia (programas de metadona, centros de emergencia social, dispositivos móviles...). Visita www.proyectohombreleon.org para informarte de cada uno de ellos o llama al 987 45 51 20.

¿Cómo puedo saber si necesito un tratamiento?

Un tratamiento de drogodependencias es un proceso que persigue la mejora de las condiciones en la situación del consumidor y un cambio en su estilo de vida. Este proceso, de duración variable, comienza por el paso previo e indispensable del reconocimiento del problema, del convencimiento de la necesidad de realizar un cambio en el estilo de vida y la aceptación de ayuda externa para mejorar su situación. Una vez iniciado el tratamiento existen diferentes metodologías, modalidades asistenciales, objetivos... todos ellos desarrollados a través de estrategias terapéuticas (psicológicas y sanitarias) educativas y sociales. Un objetivo deseable y que se consigue a través de la intervención asistencial, es que la persona permanezca en la abstinencia a las drogas, es decir, que no necesite consumir, abordando su dependencia tanto a nivel físico como psicológico. También existen tratamientos en los que no se plantean estas metas, sino que se persigue una mejora en la calidad de vida, o lo que es lo mismo, una reducción del daño producido por los consumos, sin pretender la abstinencia a la sustancia consumida. Cuando el afectado no muestra ningún interés en hacer un tratamiento, ni cambiar su situación de consumo, la actuación de la familia es determinante. Es necesario que la familia marque unas pautas de respuesta claras ante este problema, ya que de ello dependerá, en muchas ocasiones, la toma de decisión final del afectado. Para ello, es de gran ayuda acudir a un Centro de Orientación Familiar, en el que los profesionales ayuden al establecimiento de dichas pautas, con el fin de lograr esa motivación para el tratamiento.

¿Qué es la metadona?

La metadona es un opiáceo sintético, con efectos similares a los de la morfina y la heroína. Se administra a los adictos a los opiáceos (heroína) como substitutivo. Es una sustancia sanitariamente controlada y su uso está regulado por ley. Las ventajas de la metadona frente a la heroína son: gran control sanitario, se puede administrar oralmente, sus efectos duran 24 horas (frente a las 4 horas de vida media activa de la heroína). Actualmente se emplea en los programas de desintoxicación y mantenimiento de los farmacodependientes de opiáceos, tales como la heroína. Para el tratamiento de desintoxicación de farmacodependientes a la heroína, se suministra normalmente metadona líquida.

¿Es necesaria una labor preventiva en colegios y centros educativos?

Las actuaciones preventivas se desarrollan principalmente en cuatro ámbitos: familiar, escolar, laboral y comunitario. En todos ellos se pueden transmitir valores y actitudes adecuados para fomentar la prevención de drogodependencias. Actualmente, existen programas específicos para cada uno de los ámbitos (cursos de formación para padres, mediadores sociales, programas de prevención en empresas, para escolares...) impartidos por profesionales de distintas especialidades. Educar a los individuos para que mantengan relaciones responsables con las drogas, para que aprendan a enfrentarse a la vida y sus diferentes situaciones sin necesidad de recurrir a ellas, es uno de los principales objetivos de la prevención. Para ello la formación en valores, hábitos, actitudes y habilidades personales y sociales es de vital importancia y la educación es el medio idóneo para ello. Estamos hablando, en definitiva, de la Educación para la Salud.

¿Quién tiene más probabilidades de ser drogodependiente?

No podríamos decir que exista una determinada personalidad drogodependiente, aunque sí es cierto que algunas características individuales pueden hacer más probable el inicio de un consumo cuando este interactúa con factores de tipo social y con los propios de las sustancias. La baja autoestima, la dificultad para tomar decisiones, la incapacidad para resolver problemas sin ayuda externa o la intolerancia a la frustración pueden ser algunos de los factores que inclinen al individuo hacia un consumo irresponsable. Los factores de riesgo se clasifican en tres grandes grupos: factores de riesgo vinculados a la sustancia, al propio individuo o al ambiente/contexto social. Conviene señalar que no existe una causalidad directa entre los factores de riesgo y el consumo de drogas, se trata de una cuestión de probabilidad, resultante de la combinación y la interacción entre ellos. El conocimiento de estos factores nos ofrece la posibilidad de intervenir con más éxito en las áreas expuestas.


Share/Bookmark

Para poder garantizar que tus problemas van a encontrar una solución terapéutica y real, tenemos que jugar con el tiempo. El tiempo es un factor muy importante dentro de un proceso de rehabilitación, y por eso depende del compromiso que tengas si te animas a realizar uno de nuestro programas terapéuticos. En estos procesos de rehabilitación importa mucho la voluntad para que tu mismo, con ayuda de nuestro equipo de profesionales, encuentres una solución final a tus adicciones. Lo que es importante y positivo en tu caso particular es que verbalizas el problema por el que estás pasando, al igual que debes entender de qué manera repercuten estas adicciones en tu vida cotidiana y en la gente que te rodea. Desde Proyecto Hombre te recomendamos que llames al teléfono 987 45 51 20 y preguntes por el programa ‘Azahar’ de ludopatías, el cual se imparte tanto en nuestro centro de León como en Ponferrada.


Share/Bookmark

No se trata de número ni de la sustancia. Se trata de la actitud con la que la persona se acerca a esa sustancia y también de porqué lo haces. A pesar que la Organización Mundial de la Salud (OMS), llegó a la conclusión que el uso de cannabis era peligroso ya sea física, mental y socialmente, hoy nos encontramos ante un fenómeno de tolerancia social en el que, el consumo de cannabis se ha desdramatizado y desmitificado. El cannabis es considerado por la OMS como una droga más, la cual produce una tolerancia -cada vez hay que consumir más cantidad para conseguir el mismo efecto que en un primer momento- y dependencia en la persona que la consume. Nos encontramos ante una sustancia que afecta gravemente la salud mental, sobre todo la de los adolescentes, con consecuencias graves para el desarrollo psíquico, y con consecuencias importantes, como el abandono escolar, laboral, disfuncionalidad familiar y falta total de perspectivas. La adicción depende de muchos factores como pueden ser la edad, el estado físico del individuo o la edad de inicio en dicho consumo. Hay que tener en cuenta que el consumo habitual del cannabis produce también un sentimiento de insatisfacción con el paso del tiempo; se convierte en un problema que interfiere en la vida cotidiana. Si un consumidor de cannabis formula una pregunta como esta, puede que empiece a tener un cierto problema con este tipo de sustancia. Si es así desde la Fundación te recomendamos que, sin ningún tipo de compromiso, te acerques a mantener una breve entrevista con uno de nuestros profesionales y les consultes este o cualquier otro problema que creas que puedas tener referente al tema.

http://www.msc.es/campannas/campanas06/drogas2.htm


Share/Bookmark

AQUÍ PUEDES ENCONTRARNOS...

Centro de León:
C/ El Torrejón, 4. Bajo -24007-
Telf. 987 87 64 06 - Fax 987 23 22 29


Centro de Fuentesnuevas (Ponferrada):
C/ Médicos sin Fronteras, 8 -24411-
Telf. 987 45 51 20 - Fax 987 45 51 55


Share/Bookmark

Entradas más recientes Página principal