Porque quizá su consumo este ligado en su totalidad a la cultura española, en un país donde, por ejemplificar el asunto, se hacen concursos de catas de vino conocidos internacionalmente; donde el consumo de bebidas alcohólicas tiene una gran connotación social; y donde muchos médicos afirman abiertamente que beber un vasito de vino en las comidas no sólo no es perjudicial, sino incluso beneficioso para el riego sanguíneo. Estos aspectos hacen que su consumo esté tan arraigado en España. Sin embargo, la realidad está en que consumir alcohol depende de factores más racionales: la clave está en el uso y el abuso.


Share/Bookmark

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal