Mitos y realidades sobre el Cannabis.

-El cultivo de marihuana no está penado legalmente. (En la actualidad se encuentra penalizado su tráfico, cultivo y elaboración con multa y penas de uno a tres años. Aunque su consumo y cultivo para el autoconsumo no está penado, el juez en cada caso particular se encarga de tomar una decisión en base a las circunstancias).

-Cuando una persona comienza fumando porros, acaba con el paso del tiempo consumiendo heroína. (Muchas personas han fumado porros y no han consumido ninguna otra sustancia. Aunque cuanto más precoz sea el consumo de alcohol y tabaco en una persona, más probabilidades tendrá de consumir otras sustancias en el futuro).

-No perjudica a una persona cuando conduce. (Sí que afecta a la conducción: alarga el tiempo de reacción en la persona, lentitud en la toma de decisiones, distorsión para percibir los riesgos, dificulta la coordinación psicomotriz, etc; aparte de las consecuencias en el organismo del individuo, la conducción bajo los efectos del cannabis está sancionada con penas de arresto y con la retirada del permiso de conducir hasta cuatro años).

-Tiene un efecto terapéutico. (La utilidad médica sólo se relaciona con medicamentos obtenidos en un laboratorio, y nunca con el hachís y la marihuana).

-Es una sustancia que resulta más segura ingerirla que fumarla. (Sin embargo es más difícil de controlar en el individuo, además de retrasarse sus efectos/consecuencias, que son mucho más intensos y duraderos).

-La psicosis derivada de su consumo aparece si se consume una cantidad muy elevada de THC. (Pero cuanto más dosis, mayor probabilidad de que ocurra este efecto; además muchos individuos tienen cierta predisposición o sensibilidad a este principio).

-El cannabis es un producto de origen natural que no perjudica a la salud. (El tabaco también es una droga natural y sin embargo su consumo es una de las causas principales de muerte en el mundo).


Share/Bookmark

Está claro que causas como tales hay muchas -y sobre todo atendiendo a cada caso en particular-, pero la mayoría se engloban en otras que se mencionan con regularidad entre los profesionales de este terreno.
Una de ellas es, que las drogas constituyen un método de relación social con los demás; quizá en determinados círculos también se consumen para no ser considerado diferente y porque “lo hace el otro”. Para ejemplificar esta teoría habría que señalar el tema del alcohol, cuyo consumo está considerado en España como una tradición en ciertas fechas del año y en celebraciones sociales.
La educación es otra teoría, puesto que sin duda influye en el hábito y la idea que se forma en el pensamiento u opinión de la persona sobre las drogas. En este punto el entorno familiar adquiere una importancia capital porque es el que establece en el individuo los patrones de afición o no a la droga o a la bebida.
La herencia también parece ser un factor en la búsqueda de una respuesta a esta pregunta, puesto que son muchos los especialistas médicos y terapeutas que opinan que existe una predisposición genética a caer en la bebida, aunque no es una justificación para todos los casos.


Share/Bookmark

Mezclar el alcohol con la cocaína agrava los efectos de cada una de estas sustancias en el organismo. Esta combinación provoca la aparición en el hígado del llamado etileno de cocaína, sustancia que intensifica los efectos eufóricos de la cocaína, aumentando el riesgo de muerte repentina.
Los efectos nocivos de la cocaína son físicos: desde alteraciones en el ritmo cardiaco, ataques al corazón o al cerebro, fallo respiratorio, convulsiones, dolor de cabeza, dolores abdominales o nauseas; y también hay efectos psicológicos: irritabilidad, desasosiego, desórdenes mentales como paranoias o ansiedad, entre otros muchos.
El consumo de alcohol con cocaína dispara el riesgo de desarrollar alcoholismo en la persona en pocos años; este consumo es muy frecuente en la población española actual. Resulta, con diferencia, una mezcla más tóxica y perjudicial que el alcohol y la cocaína por separado. Por lo general, quienes consumen estas sustancias desconocen por completo las consecuencias y tienen una muy baja percepción del riesgo que conlleva este consumo.


Share/Bookmark

La tarea de Proyecto Hombre León en el entorno penitenciario se realiza en colaboración con Instituciones Penitenciarias y el Ministerio de Justicia. En este programa el terapeuta se encarga de explicar a los internos en prisión las posibilidades que tienen para entrar en un programa de rehabilitación. Se ofrece una orientación sobre su actual situación, información sanitaria, etc. El terapeuta recoge y organiza toda la documentación y datos necesarios de todas aquellas personas que estén en condiciones de iniciar un tratamiento de rehabilitación dentro de nuestra Comunidad Terapéutica o del centro más cercano a su zona de origen. Desde Proyecto Hombre se realizan todas las gestiones y trámites oportunos, se mantienen entrevistas con la familia del preso y se estudia las posibilidades con las que cuenta el preso atendiendo a su proceso penal.
Nuestro programa en prisión se acoge al artículo 182 del Código Penal, el cual ofrece la oportunidad a ciertos reclusos de salir de prisión para participar en procesos de rehabilitación y reinserción propuestos por diversas ONG como la nuestra. Normalmente se dedica un día a la semana en la prisión de Villahierro de Mansilla de las Mulas (León) para atender a presos drogodependientes en riesgo de exclusión social, hablar con ellos de forma individual -se toman los datos y se explica cómo sería un proceso de desintoxicación fuera de la prisión- y también se realiza una sesión de terapia de grupo/autoayuda.
Los requisitos para que un preso pueda entrar dentro de un programa de rehabilitación fuera de prisión dependen de la situación de su proceso penal, de su particular estado de salud y de si se encuentra abstinente en el momento de entrar en la Comunidad Terapéutica.


Share/Bookmark

Porque, en algunos casos, se considera un tratamiento efectivo y necesario. El objetivo principal es que la metadona se convierta, en primer lugar, en un sustituto de la sustancia que ha consumido, por ejemplo la heroína. Luego se intenta disminuir la dosis de metadona en cada usuario, porque no sólo se pretende que se abandone el consumo de la sustancia, sino también pasado el tiempo, también este mismo tratamiento con metadona. Todos estos casos están supervisados por un médico, de esta manera con la aplicación de este tratamiento, el síndrome de abstinencia resulta mínimo. A diferencia de otras entidades, Proyecto Hombre pretende, con el tiempo, que el usuario abandone la metadona totalmente.
Los efectos de un consumo de metadona no controlado suelen ser: dolores y calambres abdominales, muerte por fallo respiratorio, somnolencia, dolores en músculos y articulaciones, deterioro de la dentadura, mareos, fallos circulatorios y trastornos menstruales en la mujer.


Share/Bookmark

A pesar de que no tenemos un programa terapéutico específico para la adicción a medicamentos, se te podría incorporar a uno de los existentes dependiendo de tu perfil como usuario. Tendrías que pasarte por uno de nuestros centros (en León o Ponferrada) y mantener una charla con alguno de nuestros profesionales, quienes sin duda, te propondrán una solución para tu problema. El objetivo de la terapia es llegar al origen de tu problema, saber qué ha sido lo que te ha llevado a esta situación, conseguir un cambio de actitud en tu persona y en tu actual estilo de vida.


Share/Bookmark

Respondiendo a la primera consulta, habría que decir que el síndrome de abstinencia del tabaco se manifiesta en intranquilidad, cansancio, dolor de cabeza, insomnio, aumento del apetito, inapetencia por las labores habituales o dificultad de concentración entre otros. La adicción y estos síntomas del síndrome de abstinencia son dos factores que dificultan dejar de fumar, ya que sólo 5 de 100 fumadores dejan de hacerlo sin ninguna ayuda.
Pasados cinco años, una persona que ha dejado de fumar iguala el riesgo de padecer cáncer de pulmón al de los no fumadores.


Share/Bookmark

No provoca daños en el feto si tienes la certeza de haberlo consumido antes de quedarte embarazada. Si se consume éxtasis durante el embarazo, en concreto durante el primer trimestre, conlleva entonces cambios cerebrales en el feto, que más adelante pueden traducirse en trastornos en el comportamiento del recién nacido. Algunas consecuencias del consumo de esta droga son convulsiones, deshidratación, vómitos y alucinaciones. El éxtasis afecta la producción interna del neurotransmisor serotonina, uno de los mecanismos a través de los cuales se regula la temperatura corporal, por lo cual, cuando los efectos del éxtasis son combinados con una actividad física, el usuario puede experimentar un descontrol de la temperatura corporal y sufrir lo que se conoce con el nombre de "golpe de calor" y padecer deshidratación.

Puedes encontrar más información en:

http://es.wikipedia.org/wiki/Extasis


Share/Bookmark

Efectos del Cannabis.

Cada cierto tiempo aparecen resultados sobre los efectos del consumo de esta droga. El último estudio sobre esta sustancia se refiere sobre su influencia en la memoria. Ha sido publicado por la prestigiosa revista Nature Neuroscience y explicaría por qué algunos de los compuestos del cannabis producen problemas de amnesia. Ya se conocía que el PHC, principio activo de la marihuana, provocaba ciertas pérdidas en la memoria, pero el proceso era una incógnita. Un grupo de investigadores de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona han dado con la clave; algunos informes apuntaban a que esos fallos de memoria se debían a que la marihuana incrementaba el flujo sanguíneo en el cerebro, pero este reciente estudio realizado con ratones modificados genéticamente apunta a otra causa. Cuando aprendemos algo por primera vez nuestro cerebro, por así decirlo, se toma veinticuatro horas hasta fijar completamente ese recuerdo. Lo que hace esta sustancia es impedir que ese proceso se complete, con lo que es mucho más fácil que luego olvidemos lo aprendido. Estas investigaciones son un avance para que se pueda administrar el cannabis con patologías como el cáncer o el glaucoma sin tener esos efectos secundarios. Respondemos así, de manera más completa, a varias consultas sobre los efectos del consumo de cannabis.


Share/Bookmark

Sí, es cierto. Uno de los signos frecuentes del consumo continuado de cocaína es la destrucción de mucosas y cartílago en la nariz. Para una perforación del tabique nasal, el consumo debe ser muy frecuente durante unos dos años. Aunque, por supuesto, depende del organismo de cada individuo. Antes de llevar a cabo una cirugía reparadora en la nariz, el cirujano plástico debe tener asegurado -a través de un estudio psicológico previo-, que su paciente ha abandonado el consumo de cocaína; de lo contrario se destruye lo que se ha conseguido reconstruir.

La cocaína disminuye el flujo sanguíneo en las zonas de la nariz que mantienen contacto con esta sustancia e impide que llegue tanta sangre como es necesaria. Cuando el consumo ha sido excesivo, y ha sido habitual en la misma zona, esta falta de riego permanente hace que se resientan los tejidos o que mueran todos los que entran en contacto con esta sustancia. A partir de ese momento el tabique nasal se deteriora produciéndose una perforación. La tasa de consumo de cocaína en España ha superado, por primera vez en la historia, a la de Estados Unidos, y cuadruplica la media europea.


Share/Bookmark

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal