La adicción al juego trae irremediablemente resultados desastrosos para el individuo y su entorno cercano. Cuando de esta adicción devienen problemas de deudas, los ludópatas recurren a fuentes económicas que les reporten dinero fácil e inmediato, como el robo o el tráfico de drogas. En el hogar de la persona afectada se suceden al igual los problemas; pueden aparecer los abusos en las familias y en las parejas a causa de la falta de dinero, ya que el jugador compulsivo actua en base a impulsos descontrolados.


Share/Bookmark

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal