Sí, estas sustancias usadas para que crezca en exceso la musculatura en el deporte, son consideradas una droga, además de ser ilegal su consumo. A pesar de que los anabolizantes no son sustancias estupefacientes ni psicotrópicos, se presenta normalmente un abuso en muchos deportistas que los toman. Por lo tanto, muchos especialistas en psiquiatría reconocen como drogodependencia su consumo continuado. Su consumo trae problemas hepáticos, alteraciones en el nivel de colesterol, etc. En algunos casos también ocasionan problemas mentales, dependiendo de la tendencia e historial del individuo.


Share/Bookmark

Es imposible que a una persona le pueda ocasionar algún efecto, fuera de lo corriente, derivado del consumo de un comprimido de vitaminas mezclado con una bebida albohólica. La mezcla de un complejo vitamínico junto con el alcohol no ocasiona ningún efecto determinado. Pero es necesario añadir que el consumo de vitaminas sin prescripción ni consulta médica previa es contraproducente e innecesario. Hay que tener en cuenta que hay determinados tipos de vitaminas que se eliminan mediante la orina si nuestro cuerpo no la reconoce como necesarias, y sin embargo otros tipos son mucho más difíciles de eliminar.


Share/Bookmark

El cristal es una clase de anfetamina. Ya se había comentado dentro de este mismo blog que la anfetamina es un potente estimulante del sistema nervioso central, que normalmente se consume para pasar largas noches sin dormir, con el consecuente cansancio psíquico que lleva, a veces, a crisis de paranoia y ansiedad. En España se conoce como “cristal" al sultato de anfetamina (speed), mientras que en Estados Unidos se conoce como “crystal” al éxtasis (MDMA). Los efectos incluyen daños cerebrales, pérdida de memoria y cambios de humor.


Share/Bookmark

Cuando hablamos de drogas hay que tener en cuenta la otra cara de la moneda, puesto que todas las sustancias ofrecen una apariencia favorable y positiva. Los primeros consumos de droga dejan una imagen agradable en el individuo que normalmente produce una gran atracción. Es una percepción distorsionada de la realidad que produce euforia y que hace muy probable un nuevo consumo de esa sustancia. Posteriormente el iindividuo se siente con control sobre todas las situaciones que merece disfrutar del consumo que parece inofensivo. Esta misma situación de fantasia y normalidad aparente se transforma, con el paso del tiempo, en situaciones que llevan al consumidor de droga a hacer cosas que en un estado normal no haría (robos, actividades ilícitas, etc.). En una cuarta fase el consumo de droga ofrece la otra cara de la moneda, presentándose estados en los cuales la persona se siente empujada a aumentar la cantidad de consumo para mantener los estados positivos que cada vez más escasean. Se desarrolla, en esta fase, tolerancia por la sustancia y dependencia física creada químicamente sobre el sistema nervioso del individuo. Este consume, no para obtener alivio, sino para evitar el malestar del síndrome de abstinencia.
Todo esto conduce hacia una realidad muy difícil y con falta de control que desemboca a la destrucción personal. Aquí entran en juego varios factores que hacen que suceda algo que detenga la situación de la relación adictiva.


Share/Bookmark

¿Por qué el alcohol es una droga?

Porque crea en el consumidor el deseo de continuar bebiendo, ya que siente placer y reduce tensiones o situaciones de malestar. Esto se conoce como “dependencia”. Se crea también una tolerancia en el individuo, hecho indicador y significativo de cualquier droga: esto quiere decir que se necesita cada vez más cantidad de alcohol para sentir el mismo efecto que las veces anteriores. El alcohol también está catalogado como droga porque cuando se abandona su consumo de forma brusca aparece el síndrome de abstinencia. Esto se manifiesta por temblores, sudoración, taquicardia y ansiedad.


Share/Bookmark

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal