Sí, estas sustancias usadas para que crezca en exceso la musculatura en el deporte, son consideradas una droga, además de ser ilegal su consumo. A pesar de que los anabolizantes no son sustancias estupefacientes ni psicotrópicos, se presenta normalmente un abuso en muchos deportistas que los toman. Por lo tanto, muchos especialistas en psiquiatría reconocen como drogodependencia su consumo continuado. Su consumo trae problemas hepáticos, alteraciones en el nivel de colesterol, etc. En algunos casos también ocasionan problemas mentales, dependiendo de la tendencia e historial del individuo.


Share/Bookmark

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal