Se sigue la pauta marcada por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.), que define una droga como una sustancia -química o natural- que introducido en un organismo vivo por cualquier vía (inhalación, ingestión, intramuscular, endovenosa), es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central, provocando una alteración física y/o psicológica, la experimentación de nuevas sensaciones o la modificación de un estado psíquico, es decir, capaz de cambiar el comportamiento de la persona.


Share/Bookmark

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal