En Proyecto Hombre León no tratamos la violencia de género de manera específica, tratamos la violencia en el entorno familiar a través del programa Trébol -aquí atendemos sólo a un 10% de personas que presentan un consumo de sustancias y ni siquiera a estos últimos se les considera abusadores-, es decir que tratamos la violencia doméstica en toda su dimensión a través de dicho programa educativo-terapéutico; todo ello, sin hacer distinciones entre los tipos de violencia que se dan en cualquier tipo de familia. Alguna de la bibliografía que te podemos aconsejar desde nuestra Fundación y que puedes encontrar a través de varios buscadores en internet es la siguiente:

1.- Carmona, Ll y Jiménez, ML. Malos tratos en mujeres. JANO, 2000, LVIII, 1335: 1075-1077.
2.- OMS. Programa normal sobre pruebas científicas para las Políticas de salud; dando prioridad a las mujeres,. Recomendaciones éticas y de seguridad para la investigación sobre la violencia doméstica contra las mujeres. Ginebra, 1994.
3.- Clare, A. Hombres. La masculinidad en crisis. Taurus. Madrid, 2002.
4.-Bonino, L. "Violencia de género y prevención. El problema de la violencia masculina". En Actuaciones sociopolíticas preventivas de la violencia de género. UNAF, Madrid, 2000.
5.-Ferrer, E. "Violencia contra las mujeres: movilización general". JANO, 2002, Vol. LXI nº 1.392: 93-94.
6.-http://www.mtas.es, sitio web del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, con vínculo al Instituto de la Mujer.
7.-Echeburúa, E. y de Corral, P. Manual de violencia familiar. Siglo XXI Editorial, 1998.
8.-Amor Andrés, PJ. Variables sociodemográficas y psicopatológicas en mujeres víctimas de maltrato. Tesis Doctoral, UPV-EHU. Donostia, 2000.
9.-Villavicencio, P. "Mujeres maltratadas: Conceptualización y evaluación". Clínica y Salud, 1993, Vol 4, nº3: 215-228.
10.- Rey, T. Malos tratos domésticos. Barneko Albistaria, 2001, 87: 2-4.
11.- Larrion, JL y De Paul, J. "Mujer, violencia y salud". Med. Clin. (Barc), 2000, 115: 620-624.
12.- Rodríguez Vega, B; Fernández Liria, A. "La consideración psiquiátrica del maltrato a la mujer". Archivos de Psiquiatría, 2002, 65 (1): 1-3.
13.- Gutierrez, P. La administración de Justicia ante el problema de malos tratos a mujeres en el ámbito doméstico. Madrid, Documento R 3685/ 3166 del Centro de Documentación del Instituto de la Mujer. Madrid, 1989.
14.- Generalidad Valenciana, Consejería de Trabajo y Seguridad Social (1990). Incidencia de los malos tratos a mujeres en la Comunidad Valenciana. Serveis Socials, Estudis, 2001, 17. Valencia.
15.- Emakunde (Instituto Vasco de la Mujer). Informe sobre la situación de las mujeres en Euskadi. Vitoria-Gasteiz, 1991.
16.- Corsi, J. Violencia masculina en la pareja. Una aproximación al diagnóstico y a modelos de intervención. Ed. Paidós. Buenos Aires, 1995.
17.- Emakunde (Instituto Vasco de la Mujer). Mujer y maltrato doméstico en Bizkaia y Alava., 1997.
18.- Villavicencio, P. y Sebastián, J. Violencia doméstica: su impacto en la salud física y mental de las mujeres. Edita: Instituto de la Mujer, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Madrid, 1999.
19.- Emakunde (Instituto Vasco de la Mujer). Protocolo interinstitucional contra el maltrato y agresiones sexuales a las mujeres. Emakunde, 2001, 43: 20-25.
20.- GONZALEZ, B. Y NAVARRO, M. (2006), Promoción de la Salud Mental a la Mujer Jefa de Hogar y Percepción de la Violencia Doméstica. Comunidad Nuevo Millenium Valencia, Estado Carabobo. Trabajo Especial de Grado no publicado. Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos. Venezuela 

21.- LODO-PLATONE, M. (COMP). (2002). Familia e Interacción Social. Venezuela: Comisión de Estudios de Postgrado, Facultad de Humanidades y Educación, Universidad Central de Venezuela. 

22.- OPS/OMS (2000) Análisis Preliminar de la Situación de Salud de Venezuela http://www. venezuela saludable. gov.ve/ secciones/ doc_tecnica/ Analisis Preliminar Situacion Salud Vzla. pdf. Consulta: 16-05-2003.

23.- ALVARADO, Morella. (2001) Apuntes sobre violencia televisiva, mujer y melodrama: Quien bien te quiere te hará llorar. ANUARIO ININCO / INVESTIGACIONES DE LA COMUNICACION Vol. 1, Nro. 13 2001 p.77-103 

24.- RIVAS DE M., S. (2002) Violencia Doméstica contra la Mujer en Pacientes Femeninas del Ambulatorio Belén. Mérida. Venezuela 

25.- ORTEGA, N. (2005). El significado de Drogas para la docente de enfermería. Trabajo de Ascenso no publicado. Escuela enfermería, Universidad Carabobo. Venezuela. 

26.- PETRAK, J., BYRNE, A. Y BAKER, M. (2000) The association between abuse in childhood and STD/HIV risk behaviors in female genitourinary (GU) clinic attendees. Sexually Transmitted Infections. 2000; 6:457-461. 

27.- MILLER, M. (1999) A model to explain the relationship between sexual abuse and HIV risk among women. AIDS Care. 1999;1:3-20.


Share/Bookmark

No, en absoluto. El uso continuado de alcohol genera dependencia, aunque no sea a diario. Si uno se acostumbra a consumir los fines de semana, se genera igualmente una dependencia en la persona. El abuso continuado del alcohol puede llevar a la adicción y conducir al alcoholismo, así que a través de un proceso que puede durar en aparecer unos meses o años, el bebedor inicia su enfermedad por la tolerancia al alcohol -mayor dosis para lograr el mismo efecto- y luego la dependencia (necesidad del alcohol para ”vivir”).


Share/Bookmark

No recordar nada después de una larga noche de fiesta en la que se ha consumido alcohol demuestra que esta sustancia afecta de manera directa al sistema nervioso central y por ende a tu memoria. Perder la conciencia es también, en este sentido, algo perjudicial: diversos investigadores han demostrado que el consumir alcohol de una manera abusiva y crónica daña la memoria retrospectiva, es decir, el proceso de aprendizaje, la retención y la capacidad de recordar.


Share/Bookmark

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal