No, en absoluto. El uso continuado de alcohol genera dependencia, aunque no sea a diario. Si uno se acostumbra a consumir los fines de semana, se genera igualmente una dependencia en la persona. El abuso continuado del alcohol puede llevar a la adicción y conducir al alcoholismo, así que a través de un proceso que puede durar en aparecer unos meses o años, el bebedor inicia su enfermedad por la tolerancia al alcohol -mayor dosis para lograr el mismo efecto- y luego la dependencia (necesidad del alcohol para ”vivir”).


Share/Bookmark

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal