No recordar nada después de una larga noche de fiesta en la que se ha consumido alcohol demuestra que esta sustancia afecta de manera directa al sistema nervioso central y por ende a tu memoria. Perder la conciencia es también, en este sentido, algo perjudicial: diversos investigadores han demostrado que el consumir alcohol de una manera abusiva y crónica daña la memoria retrospectiva, es decir, el proceso de aprendizaje, la retención y la capacidad de recordar.


Share/Bookmark

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal