Este tipo de sustancia crea en el consumidor una cierta sensación de euforia comparable a la producida por la cocaína, sin embargo resulta mucho más prolongada en el tiempo, alrededor de unas diez horas. Se ingiere en muchos casos mezclada con alcohol. Esta anfetamina tiene un gran poder destructor, y sus efectos para la salud son casi inmediatos, atacando el sistema nervioso central. Los efectos del consumo de esta sustancia varían desde los tics o convulsiones hasta la paranoia y la esquizofrenia. Los adictos a esta sustancia pueden permanecer despiertos durante varios días, lo que genera un creciente agotamiento físico, psicológico y cognitivo. También se pueden presentar estados de gran agitación psicomotriz, a veces asociados con comportamientos violentos y delirios persecutorios.


Share/Bookmark

No se debe, por poder... El efecto será el mismo que en cualquier otro momento. Este es un enlace directo que habla sobre las consecuencias/efectos/trastornos provocados por el consumo de cannabis. http://ow.ly/5kaAn


Share/Bookmark

No es un efecto secundario habitual de la cocaína, pero habría que examinar si en una persona en particular y en unas circustancias determinadas lo puede provocar.


Share/Bookmark

Es una cuestión planteada en líneas demasiado generales para contestarla concretamente, ya que según el tipo de droga cambia el tiempo de absorción, permanencia y eliminación; y por supuesto los efectos que causa (unas son estimulantes del Sistema Nervioso Central y otras depresoras) son diferentes.


Share/Bookmark

Soy operador de carretera, me hicieron un antidoping y salió positivo en anfetaminas. Tomo asenlix para no dormir pero ahora tengo que limpiar mi organismo porque me van a hacer una prueba. ¿Cómo lo consigo?


La permanencia de las anfetaminas en sangre (hablando en términos generales) es de veinticuatro a cuarenta y ocho horas, aunque es importante tener en cuenta la vía de administración (intravenosa, oral, etc.) y su dosis.
Su eliminación se activa mediante un lavado gástrico, con carbón activado, con el vómito, y aumentando la diuresis (bebiendo agua en cantidad). Conduciendo un trailer no es recomendable el uso de anfetaminas, puesto que podría tener consecuencias muy graves.


Share/Bookmark

¿A partir de qué edad se consume el speed?

No se debería de consumir a ninguna edad: es una droga que provoca importantes efectos secundarios a nivel cerebral. En cuanto a la edad más frecuente de inicio del consumo -como en casi todas las drogas-, estaría en torno a los 14-16 años, durante el periodo de la adolescencia; aunque dependería mucho del entorno en donde se encuentre esa persona con dicha sustancia y que sea asequible económicamente.


Share/Bookmark

En principio estaría el hecho de controlar el entorno en donde se encuentran. Es decir, que cuando un adolescente comienza a tener contacto con alguna sustancia es frecuente y probable que se distancie de su grupo de amigos habitual (si estos no consumen) y se aproxime a un grupo en el que sean más permisivos con esas actitudes proconsumo. En principio habría que poner límites desde el entorno familiar; es decir, poner límites (consecuencias a las conductas que consideramos que deben cambiar o mejorar) para que de esta manera poder ser constantes en la aplicación de esas consecuencias.


Share/Bookmark

Aquí se tiene que valorar la frecuencia y la cantidad que consume su hijo. No habría que olvidar que cuanto más joven es el adolescente mayor es el riesgo. Atendiendo a las siguientes razones:
1. Habría que tener en cuenta la etapa evolutiva en la que se encuentra. No obstante, en la adolescencia no ha culminado el desarrollo físico por completo, así pues -y como consecuencia-, la presencia de un tóxico en el organismo (en este caso el TMC) con una frecuencia más o menos frecuente interfiere en el desarrollo óptimo del mismo.

2. A nivel psicológico y emocional tampoco existe estabilidad, puesto que se encuentran en un proceso de maduración en casi todas las áreas que conforman la persona (social, familiar, personal, afectiva, etc.), lo que va a condicionar las decisiones que el adolescente tenga que ir tomando; del mismo modo, los conflictos que tenga que ir afrontando, pues va a estar influenciado por el consumo (frecuencia, cantidad, etc.); y por el estilo de vida que conlleva el consumo (amigos, consumidores, rituales de consumo, aislamiento, etc.).


Share/Bookmark

Asiste a profesionales o a alguien de tu confianza. Si es un adulto mejor, para que te ayude a buscar apoyo. Te dejo con un enlace para que te bajes más información sobre nuestro programa Proyecto Joven, el cual trabaja la prevención en drogodependencias con docentes, alumnos, padres y madres. Aquí informamos también de los riesgos laborales derivados del uso de sustancias dentro de las empresas. Por otra parte la prevención indicada está dirigida a menores con consumos problemáticos de drogas y con importantes trastornos de conducta y autocontrol; además de déficil adaptativos potenciados por dicho consumo. Se desarrolla una intervención temprana mediante un servicio de escucha y orientación para el adolescente aumentando la percepción del riesgo de las drogas. Y ello se realiza fomentando los vínculos sociales y familiares. Más información en el teléfono 664 214 495 o en informacion@proyectohombreleon.org


Share/Bookmark

En dosis pequeñas el efecto es placentero, mientras que en dosis altas puede producir episodios de ansiedad.
Inmediatamente tras el consumo se produce lo que se llama 'borrachera cannabica', con sequedad de boca, enrojecimiento ocular, taquicardia, descoordinación de movimientos, risa incontrolada, somnolencia, alteración de la memoria, de la atención y de la concentración.
Así que si con dieciséis años consumes marihuana, la probabilidad de que tengas dificultad para concentrarte en los estudios es mayor. Además se podrán incrementar tus problemas familiares. Lo más importante, y que no hay que olvidar, es que el cannabis es una droga -una sustancia- que altera el funcionamiento del sistema nervisoso central, perturbándolo y deprimiéndolo. Esto hace que el consumo se repita de manera muy probable, lo que a su vez provoca el efecto de la tolerancia, sindrome de abstinencia y dependencia.
Cuanto más joven es el inicio del consumo de una droga, mayor es el riesgo de depender de ella. En este sentido, la mayor trampa viene dada en el hecho de creer que se controla.


Share/Bookmark

Eso depende de lo que se esté acostumbrado a beber, del nivel de tolerancia en la persona y de la concentración de alcohol que tenga la bebida. Es recomendable que en tu caso particular te observes a ti mismo.


Share/Bookmark

Consumir cualquier tipo de droga interfiere en cualquier tratamiento por depresión en el que se tomen tranquilizantes o ansiolíticos. Aparte de esta característica, fumar marihuana aumenta el nivel de depresión en el individuo que sigue un tratamiento paralelo.


Share/Bookmark

No se puede, ya que la única forma viable para que desaparezca es dejar de consumir. Depende del organismo y del estado físico de la persona para que más tarde o temprano se elimine del todo una vez que se ha abandonado el consumo.


Share/Bookmark

No es posible predecir las consecuencias al cien por cien. Teniendo en cuenta que las sustancias a las que se hace referencia son potentes estimulantes y/o perturbadoras del Sistema Nervioso Central, se puede exponer el funcionamiento del organismo al límite. Esto aumenta la probabilidad de que el consumo prolongado pueda desencadenar la aparición de alteraciones psicopatológicas de tipo psicótico. Además de las consecuencias físicas añadidas (sistema circulatorio, respiratorio, etc.).


Share/Bookmark

El crack es un derivado de la cocaína. Es altamente adictivo, sobre todo a nivel psicológico. Dado que se consume fumándolo, el aceso al torrente sanguíneo es muy rápido, lo que produce una sensación de euforia, pánico, insomnio y la necesidad de volver a repetir su consumo. En cuanto a los efectos secundarios son similares a los de la cocaína, aunque el riesgo de padecer alguna complicación (accidentes cardio y cerebro vasculares) es mucho más alto dado su forma de consumo.


Share/Bookmark

Los factores que determinan el que se acabe siendo consumidor de drogas pueden ser diversos. No obstante, la adolescencia es una etapa de cierta vulnerabilidad en la que la presión de grupo y la propensión a incurrir en conductas de riesgo son más probables.


Share/Bookmark

No puedes tomar nada ya que no existe nada en concreto.


Share/Bookmark

Con abstenerse de su consumo y aumentando el consumo de líquidos (agua) sería suficiente.


Share/Bookmark

Depende del proceso de recaídas, de la motivación, del contexto personal, etc.


Share/Bookmark

Nunca en una persona sana y en estado normal, porque depende del estado de salud, enfermedades crónicas, del tiempo que se lleva fumando y de las cantidades de tabaco que se fuman al día. Se pueden producir alteraciones vasculares (espasmos, obstrucciones, etc.) sobre todo a nivel de los pequeños vasos cerebrales, que podrían ocasionar derrames o infartos cerebrales.


Share/Bookmark

Siempre puede rehabilitarse una persona mientras inicie un programa terapéutico y complete todo el proceso del mismo. Un usuario puede rehabilitarse tanto si ha consumido alcohol y crack como cualquier otra droga. El problema no es la sustancia sino la persona, si esta admite que tiene un problema y accede a dejarse ayudar, ese puede ser el principio de un proceso de rehabilitación de una adicción. Al hacer referencia al consumo durante muchos años, hay que ser realistas y afirmar que la desintoxicación de la misma es más breve, pero el tipo de deshabituación lleva tiempo. Un resultado positivo dentro de un proceso terapéutico es consecuencia del esfuerzo de la persona dependiente, de su entorno y del método y equipo de profesionales que elige para sacar adelante esa rehabilitación. Recordamos nuestros teléfonos de contacto de Proyecto Hombre: en León (987 876 406) y en Ponferrada (987 455 120). Más información sobre terapias en el siguiente enlace.


Share/Bookmark

Las drogas suelen llevar a comportamientos de riesgo en los que perdemos el control de lo que heacemos y de lo que está pasando a nuestro alrededor. Esto se traduce en un incremento de posibilidades de complicaciones en relaciones sexuales como pueden ser la violencia, las E.T.S. o los embarazos no deseados.

Se podría afirmar que drogas y sexualidad son dos términos perfectamente contrarios. Por una parte la sexualidad es algo natural e inherente a la persona, construye y estimula sensaciones y emociones positivas en el individuo; por otra parte, ayuda a mantener el control y voluntad de la vida personal. Estos son algunos argumentos que demuestran que son dos conceptos incompatibles entre sí, que los efectos que producen las drogas son evidentemente distintos.


Share/Bookmark

Tiene las mismas consecuencias y/o efectos que los mencionados en el anterior post. Sus efectos a largo plazo pueden ser: la perdida de apetito, insomnio, perforación del tabique nasal, patología respiratoria (sinusitis e irritación de la mucosa nasal), riesgo de infartos, riesgo de hemorragias cerebrales, trastornos psíquicos (ideas paranoides y depresión), entre otras. Aquí habría que afirmar que la dependencia psíquica que produce la cocaína es una de las más intensas provocadas por una droga.


Share/Bookmark

Pueden aparecer algunos efectos a corto plazo, como pueden ser: elevación de la tasa cardíaca, hiperactividad, sensación de mayor energía, aumento de la temperatura corporal, insomnio, falta de apetito y templores musculares, disminución de la sensación de fatiga, excitación sexual y euforia.


Share/Bookmark

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal