Tiene las mismas consecuencias y/o efectos que los mencionados en el anterior post. Sus efectos a largo plazo pueden ser: la perdida de apetito, insomnio, perforación del tabique nasal, patología respiratoria (sinusitis e irritación de la mucosa nasal), riesgo de infartos, riesgo de hemorragias cerebrales, trastornos psíquicos (ideas paranoides y depresión), entre otras. Aquí habría que afirmar que la dependencia psíquica que produce la cocaína es una de las más intensas provocadas por una droga.


Share/Bookmark

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal