Nunca en una persona sana y en estado normal, porque depende del estado de salud, enfermedades crónicas, del tiempo que se lleva fumando y de las cantidades de tabaco que se fuman al día. Se pueden producir alteraciones vasculares (espasmos, obstrucciones, etc.) sobre todo a nivel de los pequeños vasos cerebrales, que podrían ocasionar derrames o infartos cerebrales.


Share/Bookmark

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal