Este tipo de sustancia crea en el consumidor una cierta sensación de euforia comparable a la producida por la cocaína, sin embargo resulta mucho más prolongada en el tiempo, alrededor de unas diez horas. Se ingiere en muchos casos mezclada con alcohol. Esta anfetamina tiene un gran poder destructor, y sus efectos para la salud son casi inmediatos, atacando el sistema nervioso central. Los efectos del consumo de esta sustancia varían desde los tics o convulsiones hasta la paranoia y la esquizofrenia. Los adictos a esta sustancia pueden permanecer despiertos durante varios días, lo que genera un creciente agotamiento físico, psicológico y cognitivo. También se pueden presentar estados de gran agitación psicomotriz, a veces asociados con comportamientos violentos y delirios persecutorios.


Share/Bookmark

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal