Las dos arilciclohexilaminas mas usadas son el PCP y la Ketamina ambas son potentes alucinógenos y las dos pueden provocar la muerte. El PCP provoca euforia, hormigueo en las extremidades , calor, despersonalización y alteración de la percepción del propio cuerpo, tiempo y espacio. Tambien produce náuseas, vómitos, psicosis paranoides, violencia, convulsiones, coma y muerte. La Ketamina provoca una sedación parecida a la embriaguez alcohólica, alucinaciones en las que el cuerpo y la mente se separan. Vómitos, mareos, dolor de cabeza, ansiedad, síntomas paranoides, depresión respiratoria y paro cardiaco.


Share/Bookmark

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal